El clásico día.

El clásico día.

Nunca es suficiente tiempo. Nunca es suficiente.

Nunca es suficiente tiempo. Nunca es suficiente.

La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. 
Pablo Picasso.

La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.

Pablo Picasso.

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡NO! ¡ES SÚPER IVÁN! Desde luego la Feria es un lugar más seguro desde que está bajo su tutela justiciera, y vale, no vuela pero tiene el súper poder de hacer reír (y de meterse conmigo) y a mi con eso ya me basta. ¡Felicidades querío!

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡NO! ¡ES SÚPER IVÁN! Desde luego la Feria es un lugar más seguro desde que está bajo su tutela justiciera, y vale, no vuela pero tiene el súper poder de hacer reír (y de meterse conmigo) y a mi con eso ya me basta. ¡Felicidades querío!

En ocasiones veo frutas *_*

En ocasiones veo frutas *_*

En CanariasCreativa.com me han hecho un huequito y yo no puedo estar más contenta Ü ♡ Si quieres ver la entrevista y algunas ilustraciones inéditas (en el fanzine se publicarán más) entra aquí: enlace molón.

En CanariasCreativa.com me han hecho un huequito y yo no puedo estar más contenta Ü ♡

Si quieres ver la entrevista y algunas ilustraciones inéditas (en el fanzine se publicarán más) entra aquí: enlace molón.

IG

La primavera la sangre altera. ♡

La primavera la sangre altera. ♡

Cuadernito cuqui que lo aguanta todo :)

Cuadernito cuqui que lo aguanta todo :)

Canto a mi mismo IV

Me rodean gentes nuevas,
gentes que me acosan a preguntas…
Me llegan recuerdos de mi infancia,
de mi barrio,
de la ciudad,
de la nación;
pienso en las grandes fechas,
en los grandes sucesos,
en los grandes inventos,
en las nuevas empresas;
en los autores (en los antiguos y modernos);
me requieren la comida,
los amigos,
los vestidos; me preocupan los ademanes,
las atenciones,
las deudas.
Me distraen la indiferencia real o fingida de las gentes que amo,
las dolencias de mis parientes,
mis propias dolencias,
las malas acciones,
la falta y la pérdida del dinero,
el abatimiento
y la exaltación.
Me acongojan las batallas
y los horrores de la guerra fratricida;
me angustian las noticias inciertas
y los acontecimientos definitivos…
Todas estas cosas llegan a mí de noche y de día,
entran en mi vida,
vienen y se van…
¡pero yo no soy nada de esto!
Yo estoy fuera de estos empujones
que me traen y me llevan,
Yo me quedo arriba
alegre, ocioso,
compasivo,
viéndolo todo en panorama,
mirando, erguido el mundo desde lo alto
o apoyado el brazo sobre un sostén seguro,
aunque invisible,
esperando curioso,
con la cabeza medio vuelta hacia un lado,
lo que va a acontecer…
el acto siguiente.
¡Yo estoy dentro y fuera del juego a la vez…
y lleno de asombro!
Miro hacia atrás
y me veo en la niebla discutiendo con satíricos y sofistas.
Pero yo no he venido a disputar ni a escarnecer.


Estoy aquí observando y… ¡espero!

Walt Whitman.